Despiojando

publicado en: cuerpo, en compañía | 0

 

[Con @minguille]

 

despiojando_veomujeres_508x508

 

[… y conmigo]

 

Nos ocurre que a veces tendemos a explicar los fenómenos sociales desde un punto de vista púramente biológico.

 

Yo me siento más persona que mono y me resulta difícil encontrar la línea que separa lo construido de lo dado.

Pero este debate me estimula solamente cuando lo mantengo con compañeras que conocen como yo la potencia de construirnos y de cambiar, aunque lo hagan desde posiciones que apelan a las tetas y al útero para establecer determinadas conclusiones.

 

Lo cierto es que en muy pocas materias sociales parece que podamos recurrir a una fundamentación biológica para encontrar explicaciones. 

Pero sin embargo muchas personas recurren constantemente a ella para justificar no sé qué comportamientos aprendidos y supuestamente inmodificables.

 

Desconozco si en las familias de primates quienes despiojan son ellas o son ellos.

Lo que sé es que para sacar los piojos de las cabezas de nuestras hijas solamente hacen falta los ojos y las manos.

Y la paciencia.

Y la voluntad de quitarlos.

Y aguantarte el asco.

 

No es que nos encante a las mujeres. Es que alguien tiene que hacerlo.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+

[... y contigo]

avatar

wpDiscuz